El jueves 9 de julio la presidenta de APRI, María Rosa Rotondo, participó en un webinar organizado por Il Chiostro de Milán, donde presentó la Plataforma Europea de Asuntos Públicos (PACE) y habló sobre su labor en el desempeño de los asuntos públicos y el lobby a nivel europeo, con un recorrido de diez años. Destacó la importancia de una plataforma como PACE, la cual conoce perfectamente la actividad profesional y puede ayudar a otras organizaciones y empresas a ejercer el lobby y los asuntos públicos de la manera más efectiva, ética y transparente. De hecho, recordó que cada país europeo tiene un contexto político, social y legal diferente y que, por lo tanto, para realizar un buen lobby es de gran importancia conocerlos bien. Además, PACE ayudó al Consejo de Europa a redactar la actual legislación sobre lobbies a nivel europeo.

Inevitablemente, comentó cómo ha afectado la Covid-19 en el sector del lobby y los asuntos públicos. Por un lado, disminuyeron los ingresos para los lobbies como consecuencia de la cuarentena; en algunos países, la legislación se relajó y se perdió calidad comunicativa entre los gobiernos y los lobbies; los lobbies se vieron obligados a cambiar la perspectiva de trabajo y, por lo tanto, la hoja de ruta, centrándose más en asegurar que hubiera financiación pública en algunos sectores en vez de en conseguir transparencia y una mejor legislación. Por otro lado, la Covid-19 también ha traído consecuencias beneficiosas al sector: ha impulsado la digitalización en todos los ámbitos; las administraciones públicas y los gobiernos han mejorado su digitalización; las reuniones online han aumentado y han permitido agilizar la frecuencia de dichos encuentros; los políticos han recibido los mensajes del sector de una manera más eficaz y han estado más cerca del lobby que nunca; y, en resumen, ha abierto nuevas oportunidades en el sector, el cual debe aprovecharlas.

Específicamente, en España el foco general tras la pandemia recaído en recuperar la economía. Por lo tanto, María Rosa recordó que los lobistas y PACE están ahí para ayudar y para aprovechar la oportunidad que se les presenta. Para ello, los profesionales del sector debemos ser más ágiles y veloces; si hubiera un segundo confinamiento, la población no aceptaría una respuesta tardía de las empresas ni de las asociaciones. Tras el anuncio del registro voluntario de la CNMC, María Rosa señaló que debería existir un registro de lobbies obligatorio en España, que garantice la actividad del sector con una transparencia total.

El jueves 9 de julio los socios de APRI tuvieron la oportunidad de asistir al segundo debate #ConciliaciónAPRI, esta vez centrado en la perspectiva empresarial. Los ponentes que participaron fueron Rafael Fuentes, director general de la Fundación MásFamilia; Ana Gómez, presidenta de la Asociación Nacional de Abogados Laboralistas; Andrés Ortega, Head of Employee Experience de ING España y Portugal; y Gloria Juste, directora de proyectos de la Fundación Endesa y presidenta de Mujer, Familia y Trabajo.

Primero, Rafael Fuentes afirmó que, efectivamente, la Covid nos ha demostrado que sí se puede trabajar de una manera distinta; el teletrabajo permite la conciliación, gracias a la flexibilidad espacial y horaria y, como novedad debido a la pandemia, el trabajo en remoto supone un beneficio para trabajadores y empresas también por motivos de salud. De todas maneras, las empresas deben continuar aprendiendo a facilitar la conciliación, lo que conlleva un reto especialmente destacable para las pymes y micropymes por motivo de la plantilla que emplean.

Ana Gómez centró su intervención en el anteproyecto de ley del trabajo a distancia que se está redactando actualmente. Recordó que el teletrabajo antes era una opción por la que casi ningún trabajador optaba, pero que, debido al coronavirus, ha aumentado considerablemente, pero de manera improvisada y poco precisa. Dicha prisa también ha repercutido en el anteproyecto, que sigue sin ser claro y preciso; es muy rígido para las empresas, ahonda en el intervencionismo (según el borrador, las empresas deberían sufragar todos los gastos, incluidos otros que antes caían por cuenta del trabajador, y no tiene en cuenta los gastos que se ahorra el propio trabajador, como la gasolina), y, además, no define con precisión lo que es el teletrabajo. No obstante, recordó que el anteproyecto aún está en fase de diálogo social, y es optimista en que no caerá en un decreto ley, sino que llevará el tiempo necesario para conseguir un consenso y, por lo tanto, una ley precisa.

Andrés Ortega, por su experiencia trabajando en una empresa holandesa, comparó la regulación para el trabajo a distancia entre España y Países Bajos, estando el primero aún a la cola. Recordó que ya hubo intentos de regular el teletrabajo en España entre 2016 y 2017, pero no recibieron el esfuerzo necesario y no tuvieron unos resultados tan veloces como se están viendo tras la Covid, que ha acelerado notablemente los intentos previos y que, como destacó, incluye la perspectiva y experiencia de las nuevas generaciones, más digitalizadas. Además, defendió que una regulación del trabajo a distancia supondría un aumento de medidas beneficiosas para las empresas y los trabajadores, lo que repercutiría directamente en un mayor impacto positivo en los clientes. En resumen, para lograr una legislación moderna, se debe seguir la hoja de ruta que ya se buscaba, pero incorporando lo aprendido durante la pandemia.

Gloria Juste, desde la Fundación Mujer, Familia y Trabajo, defendió que la conciliación laboral siempre ha sido un desafío para las mujeres, por lo que se debe aprovechar esta nueva oportunidad, más que nueva normalidad, para conseguir una buena legislación del teletrabajo que facilite la flexibilidad horaria y espacial y, por lo tanto, la conciliación. De hecho, la flexibilidad horaria no se limita únicamente al cuidado de menores y mayores, que es donde se suele poner la atención, sino que también es un efecto más de la globalización: cada vez es más normal que las empresas trabajen con otras de distinto huso horario.

Finalmente, María Rosa Rotondo destacó que la Covid ha supuesto en España un avance cultural y digital de seis años y que repercutirá favorablemente en las empresas. De hecho, estamos empezando a aprender a trabajar en remoto y a utilizar todas las herramientas que dicha modalidad nos ofrece.

El pasado martes 2 de julio tuvo lugar el nuevo coloquio de APRI Salud en el que Sergio Hinchado, Business Manager en Life Science Hays, David Reyero, Senior HR Business Partner en Sanofi, y Pablo Maderuelo, Associate Director Health Policy en Kreab, dieron su visión sobre el perfil de los profesionales de las relaciones institucionales en el sector sanitario bajo la perspectiva de las consultoras, head-hunters y empresas.
 
En orden de intervenciones, Sergio Hinchado comenzó explicando que el área de las relaciones institucionales es un campo muy valorado por las compañías y que ha sufrido una evolución de sus funciones en los últimos 10 años. De este modo expuso la falta de definición del profesional de las RRII ya que no existe un quorum sobre su terminología ni sobre su contexto académico, haciendo de los profesionales de este sector perfiles muy polivalentes.
 
David Reyero fue el siguiente en tomar el turno de palabra dando su visión desde el mundo de la empresa. Coincidió con los puntos del anterior ponente y añadió que el área de las RRII es un área de presente y de futuro con resultados a medio – largo plazo. Reyero explicó que el factor de éxito en este sector depende más de la persona que de su bagaje académico ya que la clave se encuentra en la capacidad de entender la empresa privada con una visión estratégica y de negocio. Finalmente, resumió en cuatro las características principales del profesional de las relaciones institucionales; los conocimientos, las competencias, los valores y el propósito.

El último ponente en intervenir fue Pablo Maderuelo quien se enfocó en el valor que se puede aportar desde las consultoras al sector salud. Habló de un doble contexto político – sanitario debido a la alta politización del sector que a su vez se encuentra en transformación. Maderuelo encontró así 5 características esenciales para reforzar la labor de la consultoría en el ámbito de la salud. En primer lugar, el dominio de la conversación pública que nos permita detectar riesgos y oportunidades a través de la monitorización. Segundo, el conocimiento de la técnica parlamentaria ya que entender dicho proceso permite arrojar certidumbre. Finalmente, el dominio del funcionamiento de las instituciones junto a la capacidad de comunicación y el Market Access. Sin embargo, es muy difícil encontrar un profesional que reúna los 5 puntos. En conclusión, los tres ponentes coincidían en que el perfil del profesional de las relaciones institucionales es multidisciplinar, en ebullición y no definido
 


Para finalizar el coloquio, tras las aportaciones de los tres invitados se abrió una ronda de preguntas en la que se trataron asuntos como las puertas giratorias, las relaciones con las patronales y asociaciones, los presupuestos o la labor de la Comisión para la Reconstrucción en el Congreso.El pasado martes 2 de julio tuvo lugar el nuevo coloquio de APRI Salud en el que Sergio Hinchado, Business Manager en Life Science Hays, David Reyero, Senior HR Business Partner en Sanofi, y Pablo Maderuelo, Associate Director Health Policy en Kreab, dieron su visión sobre el perfil de los profesionales de las relaciones institucionales (RRII) en el sector sanitario bajo la perspectiva de las consultoras, head-hunters y empresas. Los tres ponentes coincidieron en señalar que el perfil del profesional de las relaciones institucionales es multidisciplinar, en ebullición y estratégico para las organizaciones.
 
En orden de intervenciones, Sergio Hinchado comenzó explicando que el área de las relaciones institucionales es un campo muy valorado por las compañías y que ha sufrido una evolución de sus funciones en los últimos 10 años. De este modo expuso la falta de definición del profesional de las RRII ya que no existe un quorum sobre su terminología ni sobre su contexto académico, haciendo de los profesionales de este sector perfiles muy polivalentes.
 
David Reyero fue el siguiente en tomar el turno de palabra dando su visión desde el mundo de la empresa. Coincidió con los puntos del anterior ponente y añadió que el área de las RRII es un área de presente y de futuro con resultados a medio – largo plazo, y por lo tanto estratégico. Reyero explicó que el factor de éxito en este sector depende más de la persona que de su bagaje académico ya que la clave se encuentra en la capacidad de entender la empresa privada con una visión estratégica y de negocio. Finalmente, resumió en cuatro las características principales del profesional de las relaciones institucionales; los conocimientos, las competencias, los valores y el propósito.
 
El último ponente en intervenir fue Pablo Maderuelo quien se enfocó en el valor que se puede aportar desde las consultoras al sector salud. Habló de un doble contexto político – sanitario debido a la alta politización del sector que a su vez se encuentra en transformación. Maderuelo encontró así 5 características esenciales para reforzar la labor de la consultoría en el ámbito de la salud. En primer lugar, el dominio de la conversación pública que permite detectar riesgos y oportunidades a través de la monitorización. Segundo, el conocimiento de la técnica parlamentaria ya que entender dicho proceso permite arrojar certidumbre. Finalmente, el dominio del funcionamiento de las instituciones junto a la capacidad de comunicación y el Market Access.
 
Para finalizar el coloquio, tras las aportaciones de los tres invitados se abrió una ronda de preguntas en la que se trataron entre otros asuntos como el de las puertas giratorias, las relaciones con las patronales y asociaciones o la ética y transparencia en el ejercicio de las funciones de los profesionales de las relaciones institucionales o asuntos públicos. El pasado martes 2 de julio tuvo lugar el nuevo coloquio de APRI Salud en el que Sergio Hinchado, Business Manager en Life Science Hays, David Reyero, Senior HR Business Partner en Sanofi, y Pablo Maderuelo, Associate Director Health Policy en Kreab, dieron su visión sobre el perfil de los profesionales de las relaciones institucionales en el sector sanitario bajo la perspectiva de las consultoras, head-hunters y empresas.
 
En orden de intervenciones, Sergio Hinchado comenzó explicando que el área de las relaciones institucionales es un campo muy valorado por las compañías y que ha sufrido una evolución de sus funciones en los últimos 10 años. De este modo expuso la falta de definición del profesional de las RRII ya que no existe un quorum sobre su terminología ni sobre su contexto académico, haciendo de los profesionales de este sector perfiles muy polivalentes.
 
David Reyero fue el siguiente en tomar el turno de palabra dando su visión desde el mundo de la empresa. Coincidió con los puntos del anterior ponente y añadió que el área de las RRII es un área de presente y de futuro con resultados a medio – largo plazo. Reyero explicó que el factor de éxito en este sector depende más de la persona que de su bagaje académico ya que la clave se encuentra en la capacidad de entender la empresa privada con una visión estratégica y de negocio. Finalmente, resumió en cuatro las características principales del profesional de las relaciones institucionales; los conocimientos, las competencias, los valores y el propósito.
 
El último ponente en intervenir fue Pablo Maderuelo quien se enfocó en el valor que se puede aportar desde las consultoras al sector salud. Habló de un doble contexto político – sanitario debido a la alta politización del sector que a su vez se encuentra en transformación. Maderuelo encontró así 5 características esenciales para reforzar la labor de la consultoría en el ámbito de la salud. En primer lugar, el dominio de la conversación pública que nos permita detectar riesgos y oportunidades a través de la monitorización. Segundo, el conocimiento de la técnica parlamentaria ya que entender dicho proceso permite arrojar certidumbre. Finalmente, el dominio del funcionamiento de las instituciones junto a la capacidad de comunicación y el Market Access. Sin embargo, es muy difícil encontrar un profesional que reúna los 5 puntos. En conclusión, los tres ponentes coincidían en que el perfil del profesional de las relaciones institucionales es multidisciplinar, en ebullición y no definido
 
Para finalizar el coloquio, tras las aportaciones de los tres invitados se abrió una ronda de preguntas en la que se trataron asuntos como las puertas giratorias, las relaciones con las patronales y asociaciones, los presupuestos o la labor de la Comisión para la Reconstrucción en el Congreso.

El jueves 25 de junio los socios de APRI tuvieron la oportunidad de tener una sesión de formación sobre transparencia en la Unión Europea con el director de la Society of European Affairs Professionals (SEAP), João Teixeira de Freitas, en el que se habló sobrecómo se gestiona la transparencia y la actividad del lobby en la Unión Europea. João Teixeira de Freitas explicó los distintos avances en este campo. En 2011 se fundó el Registro de Transparencia en el Parlamento y la Comisión Europea; se publicaron los Códigos de Conducta; y se garantizó el acceso a los documentos legislativos de la Comisión y del Parlamento, excepto aquellos en materia de seguridad pública o actividad militar. 

El director de SEAP también repasó los principales desafíos a los que se enfrentan el sector en Bruselas: lograr una transparencia total de las instituciones europeas, definir claramente qué es el lobby y de qué manera deben registrarse las interacciones de los lobistas con las instituciones europeas, ejercer el lobby con ética profesional, perseguir la corrupción y los conflictos de intereses, y definir una postura común sobre las puertas giratorias.

Por último, repasó, el panorama profesional tras la crisis sanitaria, resaltando las oportunidades que presenta el entorno digital; como por ejemplo, la posibilidad de registrar las reuniones y publicarlas en la web, o mantener reuniones online para agilizar el trabajo.

El miércoles 10 de junio, los miembros de APRI Salud se reunieron con Antonio Ciardo, socio de APRI y presidente de la OCOE (Organización Colegial de Osteópatas de España), organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo actual es la regulación de la osteopatía como práctica profesional en España. Cirado, además de osteópata, es jefe de estudios del Grupo Thuban y coordinador y profesor del Master en Osteopatía y Evidencia Científica de la Escuela Superior de Osteopatía del Grupo Thuban acreditado por la Universidad Europea del Atlántico.

Durante el coloquio, Antonio aclaró qué es y qué no es la osteopatía, y habló sobre su situación a nivel formativo y legislativo en España. Según Ciardo, actualmente, la osteopatía se considera como actividad parasanitaria y no cuenta con ninguna normativa clara sobre su práctica profesional en el país. En cambio, la Unión Europea cuenta con la norma 16686/2015, que regula la práctica osteópata como prestación sanitaria. La normativa define la actividad y regula aspectos como su formación, los estándares sanitarios y éticos, la seguridad del paciente, los tratamientos, etc. A raíz de esta normativa, numerosos Estados miembros redactaron su propia normativa, entre los que se encuentran Reino Unido, Portugal y Francia. Por lo tanto, Antonio resaltó que ya existen varias normativas a nivel europeo de las que tomar ejemplo y, no habría que desarrollar la legislación desde cero en España. Ciardo también recalcó que si existiese una normativa española, estaría definido claramente el perfil profesional del osteópata, inclusive su formación profesional y código deontológico, y añadió que actualmente, al carecer de una legislación, ­«cualquiera» puede ser osteópata con una formación de un curso de unos seis meses. Esto conlleva un peligro a la profesión y al paciente y conduce a confusión a la sociedad cuando se habla de osteopatía.

Una normativa similar a la europea pondría al paciente en valor, asegurándole un tratamiento osteópata de calidad cuando necesite acudir a él. En palabras del ponente, no hay que olvidar utilizar el término «persona» como sinónimo de «paciente» y ser empático y compasivo. Asimismo, como profesional, debe aportarle valor y saber cuándo derivar si se requiere otra tratamiento sustitutivo o complementario, pero evitar que ambos se repitan.

Otro argumento para la legislación, según Antonio Cirado sería el aspecto económico. Un buen tratamiento osteópata, en los casos idóneos, sería preventivo ante posteriores complicaciones en el paciente y, por ejemplo, quitaría saturación a los centros hospitalarios y a otros especialistas sanitarios. Asimismo, subrayó que la experiencia de los osteópatas ha demostrado que un buen tratamiento, además de ser curativo y complementario, también puede ser paliativo. La evidencia científica muestra que los tratamientos osteopáticos son idóneos en numerosos casos.

Por otro lado, Antonio recordó la dificultad que existe para acceder a las administraciones públicas para hablar sobre osteopatía. Buscar su regulación es una tarea ardua y llena de escepticismo de otros sanitarios y de la población en general.

En definitiva, la osteopatía es una terapia manual, que pone especial atención al contacto físico con la persona y que, llevada a cabo por un profesional, aporta valor a la salud física y emocional del paciente. Por ello, la Organización Colegial de Osteópatas de España persigue que haya una regulación en España y que la ponga en valor como actividad sanitaria. En palabras del ponente, «hay espacio de reconocimiento para todos los profesionales sanitarios».

Las situaciones especiales requieren medidas especiales. Por lo tanto, la federación europea de asociaciones nacionales de los asuntos públicos (Public Affairs Community of Europe – PACE-) celebró el pasado 15 de mayo de 2020 su 10º aniversario en formato online. De este modo, la Junta Directiva de PACE – compuesta por APRI, España (María Rosa Rotondo), APAA, República Checa (Vaclav Nekvapil), de’ge’pol, Alemania (Dominik Meier), Il Chiostro, Italia (Maria Grazia Persico), y RLRA, Rumania (Laura Florea) – decidió mantener el componente esencial de su estructura durante 10 años: el intercambio anual de experiencias entre miembros de la asociación para beneficiarse de las diferentes perspectivas profesionales en Europa en tiempos de crisis.

21 participantes de las 12 asociaciones que forman parte de PACE, al igual que los miembros asociados que están actualmente creando sus asociaciones nacionales, se reunieron en la Asamblea General para revisar las actividades del último año como el rediseño de la pagina web de PACE o la estrategia de desarrollo de la plataforma europea.

También tuvieron la ocasión de dar la bienvenida a un nuevo miembro a la plataforma procedente de la asociación inglesa de asuntos públicos PRCA Public Affairs Board. En palabras de la presidenta del PACE, María Rosa Rotondo: “estoy increíblemente orgullosa de la comunidad que hemos creado en los últimos 10 años. Por primera vez, los profesionales de asuntos públicos de la mayoría de los países europeos están juntos ayudando a redefinir nuestra profesión de una manera responsable, ética y positiva. Continuaremos trabajando para hacer visible la contribución de nuestros profesionales en la cadena de valor democrática en toda Europa.”

Tras la Asamblea General se celebró un webinar con la participación de 45 lobistas europeos que lideraron la primera discusión a nivel europeo sobre las consecuencias de la pandemia actual del Covid-19 en el sector, mostraron su perspectiva sobre futuras actividades del PACE y reforzaron la cooperación entre Europa y África en los próximos años. Como novedad, la asociación sudafricana de asuntos públicos se unió en esta ocasión al debate.

La conferencia de PACE de 2020 ha remarcado claramente el propósito central de PACE, que ha ido perfilado su visión durante 10 años. Incluso con diferentes contextos nacionales, los profesionales de los asuntos públicos a lo largo de Europa comparten una percepción similar de las situaciones globalizadas y pueden promover mediante intercambios regulares, enfoques para la unificación de una misma voz en el sector de los asuntos públicos. “PACE fue fundada hace 10 años en Roma para crear un marco común de asociaciones nacionales de profesionales de los asuntos públicos. Su propósito es mejorar la cultura y la práctica de un lobby más regulado y transparente entre todos los países europeos, compartiendo experiencias y aportando cualquier esfuerzo posible para incrementar la percepción correcta del lobby como pilar fundamental de democracia para una mejor calidad en las decisiones públicas. Mirando al futuro, PACE se convertirá también en el interlocutor de la comunidad paneuropea y de las instituciones internacionales, debido a su experiencia y su conjunto de valores” remarcó Giuseppe Mazzei, Presidente Honorífico de PACE y uno de los miembros impulsores del PACE.

Finalmente, el éxito del primer evento de PACE digital demuestran que los medios digitales seguirán fomentando la cooperación de la comunidad en el futuro. Sin embargo, como acordaron los participantes, la clave de una comunidad exitosa es y seguirá siendo el aporte activo de su comunidad- incluso en el mundo analógico.

Sobre PACE

PACE es la federación de asociaciones de asuntos públicos y lobby de Europa. Con miembros por todo el continente europeo, el propósito del PACE es crear un marco común para el sector de los asuntos públicos europeos. PACE fue impulsada por Il Chiostro (Italia) y APRI (España) en mayo de 2011 como plataforma para las asociaciones nacionales del sector. Tras sucesivos encuentros anuales en diferentes capitales europeas, en 2018 PACE dio un paso adelante y logró la denominación de asociación como un aisbl (organización internacional sin ánimo de lucro) en Bruselas para establecer las raíces de una voz más clara en la industria de los asuntos públicos. Actualmente, PACE cuenta con 10 miembros y 2 asociados.

El pasado jueves día 13, APRI participó en el webinar organizado por Deusto Business School en el que se expuso el valor de los Asuntos Públicos en tiempos de Covid-19. En la mesa moderada por Juan Moscoso e Iñaki Ortega, de la Universidad de Deusto, participaron profesionales del sector como Carmen Mateo, presidenta de Cariotipo, José Luis Ayllon, director de Contexto Político de Llorente y Cuenca, Asunción Soriano, CEO de Atrevia, y María Rosa Rotondo, presidenta de APRI y socia directora de Political Intelligence. En el debate se puso en contexto la industria del lobby y de los Asuntos Públicos en España y de las prácticas a seguir para su buen funcionamiento. Se remarcaron los valores de transparencia y profesionalidad como claves para la buena comunicación entre las administraciones democráticas y el sector privado. Sin embargo, el estallido de la pandemia Covid-19 ha trastocado el contexto original y ha impuesto desafíos para los profesionales del lobby creando un futuro incierto enmarcado por un colapso judicial, una inflación normativa y una fragilidad institucional.

Es por eso que en tiempos de Covid-19 los Asuntos Públicos son más relevantes que nunca pero también más complejos. Es esencial reforzar así las capacidades de análisis, establecer un nuevo marco de prioridades y aprovechar las oportunidades de una disciplina en ebullición. Son tiempos de profesionales de Asuntos Públicos y lobistas que permitan gestionar ya no solo los intereses de las empresas sino también la incertidumbre generada por el contexto actual. No obstante, insistiendo siempre en la importancia de la regulación, la transparencia y la profesionalidad.

El pasado jueves día 13, APRI participó en el webinar organizado por Deusto Business School en el que se expuso el valor de los Asuntos Públicos en tiempos de Covid-19. En la mesa moderada por Juan Moscoso e Iñaki Ortega, de la Universidad de Deusto, participaron profesionales del sector como Carmen Mateo, presidenta de Cariotipo, José Luis Ayllon, director de Contexto Político de Llorente y Cuenca, Asunción Soriano, CEO de Atrevia, y María Rosa Rotondo, presidenta de APRI y socia directora de Political Intelligence. En el debate se puso en contexto la industria del lobby y de los Asuntos Públicos en España y de las prácticas a seguir para su buen funcionamiento. Se remarcaron los valores de transparencia y profesionalidad como claves para la buena comunicación entre las administraciones democráticas y el sector privado. Sin embargo, el estallido de la pandemia Covid-19 ha trastocado el contexto original y ha impuesto desafíos para los profesionales del lobby creando un futuro incierto enmarcado por un colapso judicial, una inflación normativa y una fragilidad institucional.

Es por eso que en tiempos de Covid-19 los Asuntos Públicos son más relevantes que nunca pero también más complejos. Es esencial reforzar así las capacidades de análisis, establecer un nuevo marco de prioridades y aprovechar las oportunidades de una disciplina en ebullición. Son tiempos de profesionales de Asuntos Públicos y lobistas que permitan gestionar ya no solo los intereses de las empresas sino también la incertidumbre generada por el contexto actual. No obstante, insistiendo siempre en la importancia de la regulación, la transparencia y la profesionalidad.

Sobre Rita Gasalla Regojo

Arquitecta y diseñadora, con más de veinte años de trayectoria creando y personalizando espacios laborales y residenciales, a través de los cuales ha evidenciado su compromiso con el bienestar de las personas. Estudió en la Escuela de Arquitectura en la Universidad Politécnica de Madrid, es BIM designer y cuenta con un posgrado en planeación urbana en la Escuela de Administración Pública de Galicia. Actualmente es CEO y socia de Galöw Arquitectura Saludable e Interiorismo, firma pionera en arquitectura saludable en España, enfocada en diseñar, construir y transformar espacios de oficinas y hoteles en los que el bienestar y la salud de las personas son la prioridad.

Rita es también mentora, businessangel a través de Wa4steam una comunidad internacional de mujeres inversoras que buscan expandir la presencia empresarial liderada por mujeres en los campos STEAM y co-presidenta de Ellevate Network en Madrid, una red global de mujeres profesionales comprometidas con darse apoyo mutuo a través de la formación, la inspiración y la cultura.

Sobre el Grupo de Trabajo APRI SALUD

En el sector de la salud se ha convertido en esencial la relación en las administraciones públicas y los grupos de interés, porque cuando hablamos de salud, no sólo hablamos de la sanidad sino también del bienestar físico, social y mental de los ciudadanos, la sostenibilidad del sistema público y el crecimiento y desarrollo de las empresas y organizaciones que velan por preservar la salud de los ciudadanos. Por todo ello, se hace cada día más esencial el desarrollo de un diálogo fluido, cercano y transparente entre los intereses públicos y los privados, de ahí la creciente importancia de la función de los profesionales de las relaciones institucionales en el sector de la salud como forma de garantizar la participación social y empresarial en las políticas públicas.

En España en el ámbito de la salud coexiste un complejo entramado de relaciones entre distintos agentes, como el Gobierno, Comunidades Autónomas, municipios, ciudadanos, los proveedores de servicios, etc.  Entre ellos se producen diferentes niveles de interacción en el que se precisa alinear intereses comunes con participación de todos los stakeholders. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones esos intereses comunes quedan diluidos por la falta de diálogo directo, eficaz y transparente.

De ahí surge la creación de APRI Salud, como grupo de profesionales de las relaciones institucionales cuyo objetivo es estrechar lazos entre los intereses públicos y privados en el ámbito de la salud, entendiendo como salud todo aquello que afecta al estado de bienestar o al equilibrio del ciudadano (alimentación, consumo, nutrición, políticas sociales, sanidad, deporte, investigación, etc.).

El pasado 26 de marzo organizamos nuestro primer Lobby Hour en remoto con Fernando Mugarza y Jesús Diaz del Instituto ProPatients. Durante una hora de coloquio, en el que participaron 18 personas, coincidieron en señalar la necesidad de aumentar la participación de las organizaciones de pacientes en la estrategia y elaboración de políticas públicas, así como en los distintos comités científicos en las Comunidades Autónomas.  Asimismo, pusieron de manifiesto que existe una falta de recursos y consecuente profesionalización de las actividades en muchas organizaciones de pacientes, entre ellas las relaciones institucionales. Por otra parte, intervino Carmen Peña, presidenta del Steering Committe del Instituto ProPatients, quién señaló que el Instituto ProPatients pretende ser un pulmón profesional para dar contenidos a las organizaciones de pacientes de cara a su profesionalización. Además, explicó la función que cumple el Steering Committee del Instituto ProPatients en el que participan personalidades destacadas del sector y expertos de primer nivel del entorno sanitario y sociosanitario. El Lobby Hour concluyó con una debate abierto en el que se habló sobre cómo mejorar la transparencia y profesionalización de las organizaciones de pacientes en la gestión de los asuntos públicos.

Sobre Fernando Mugarza
Presidente del Instituto ProPatients

Doctor en Medicina y Cirugía. Es especialista en Información de la Salud, y en Medicina de la Industria Farmacéutica y Experto Universitario en Responsabilidad Social Empresarial. Actualmente es director de Desarrollo Corporativo y Comunicación de la Fundación IDIS, presidente del Instituto ProPatiens, socio fundador del Communication Experience Institute, profesor de ética de la Universidad Pontificia de Comillas. Ha ocupado posiciones como director de Comunicación, Relaciones Institucionales, Desarrollo Corporativo, Marketing en diversas organizaciones e instituciones. Ha sido creador y director de varias organizaciones en el ámbito de la salud y coautor de 7 libros y varios de artículos publicados en revistas científicas y en medios de comunicación.

Sobre Jesús Diaz
Vice.presidente del Instituto ProPatients

Ha trabajado más de 20 años en la multinacional americana (Abbott) en la Dirección Nacional Ventas. Posteriormente se incorporo como socio al grupo contenidos de salud del El Global, Gaceta Médica, y la Revista Española de Economía de la salud.  Ha sido secretario de la Fundación Fundamed y ha participado en la creación y desarrollo de la Alianza General de Pacientes y en la creación del Observatorio de la Adherencia (OAT), en la que se incorporó como Director General. Desde hace un año, junto con Fernando Mugarza, y Luis de Palacio, ha participado en la creación del Instituto ProPatiens; ocupando la posición de Vicepresidente. Su experiencia se extiende también al terreno de la formación de asociaciones de pacientes, ya que ha participado en la creación de la primera cátedra del paciente a nivel nacional con varias universidades públicas, y en el primer curso nacional de especialista en gestión de asociaciones de pacientes.

Sobre el Lobby Hour

 Los Lobby Hour son un encuentros de networking abiertos a cualquier profesional del sector en los que se cuenta con la ponencia de un invitado de reconocido prestigio por su trayectoria profesional en el campo de los asuntos públicos.