La revista de Foment entrevista a Maria Rosa Rotondo, presidenta de APRI, con motivo de la firma del acuerdo de colaboración entre APRI y Foment del Treball Nacional. En la entrevista se desvelan las claves del acuerdo y la necesidad de normaliza y profesionalizar el lobby y dotarlo de mayor transparencia.

Nuestra apuesta por Cataluña es decidida. Por eso, en la Junta Directiva contamos con Angel Mesado, nuestro vocal y representante en Cataluña, para impulsar los principios y valores de nuestra actividad en Cataluña.

¿Cuáles son los benéficos del convenio de colaboración con Foment?

Nuestra apuesta por Cataluña es decidida. Por eso, en la Junta Directiva contamos con Ángel Mesado, nuestro vocal y representante en Cataluña, para impulsar los principios y valores de nuestra actividad en Cataluña.

Con este acuerdo con una asociación tan representativa como Foment buscamos defender y potenciar el ejercicio de las relaciones institucionales y asuntos públicos para las empresas y el resto de los agentes económicos y sociales en Cataluña; fomentar la transparencia y profesionalización de la actividad y su formación; y promover iniciativas que refuercen el ejercicio de las relaciones institucionales y asuntos públicos en todos los sectores, pero especialmente en aquellos de mayor importancia relativa para Cataluña. Nuestro objetivo es llegar a los profesionales del lobby y empresas en Cataluña y dar a conocer el valor estratégico de esta actividad, además de dotarla de las mejores prácticas.

Con el acuerdo, los socios de Foment podrán beneficiarse de un 30% de descuento en la cuota del primer año de APRI y adherirse al código de conducta de APRI beneficiándose de su labor formativa, divulgativa y social.

Cataluña ya cuenta con registro de lobbies. ¿Qué opinas de la regulación de la actividad en Cataluña?

Cataluña es una comunidad con una actividad económica importante que ha sabido adelantarse a las tendencias que vienen de Europa. Ha sido una de las Comunidades Autónomas pioneras en regular la representación de intereses. Ya en 2015 aprobó la creación del primer registro de ‘lobbies’ en el que tienen que inscribirse todas las entidades y personas que participen en la elaboración y aplicación de las políticas del Gobierno catalán.

En 2017, asimismo, se crea y regula el registro de grupos de interés de la Administración de la Generalitat de Cataluña, válido para todas las instituciones, habilitando también a los ayuntamientos de la comunidad a crear su propio registro. Ese mismo año, además se aprobaron normas de organización del registro de grupos de interés del Parlamento de Cataluña, cuya inscripción es necesaria para poder establecer contactos y relaciones con los diputados, los grupos parlamentarios y sus asesores y el personal del Parlamento que ejerce funciones de asesoramiento.

Además, en su empeño de mejorar la regulación de transparencia, actualmente el Gobierno de la Generalitat de Cataluña está desarrollando un proyecto normativo para profundizar en la transparencia de la actividad de los lobbies y el control democrático.

La palabra lobby es poco conocida. ¿Qué es el lobby para vosotros?

El lobby es una actividad profesional que se centra en la defensa de intereses legítimos de distinto ámbito en la toma de decisiones pública. Está ampliamente extendida la actividad, prueba de ello es Bruselas o Washington, donde el lobby está normalizado. El lobby trata nada más y nada menos que trasladar a la Administración Pública y distintos partidos políticos la posición e intereses de una organización, trabajar para que esos intereses formen parte del debate y sean tenidos en cuenta y conseguir que la normativa beneficie y no perjudique los intereses de la organización o colectivo. Es una actividad desarrollada no solo por empresas, también por asociaciones, grandes y pequeñas, y ONGs.

Desde APRI defendemos desde hace muchos años que el lobby debe entenderse como algo positivo que contribuye a mejorar el diálogo, la colaboración público-privada y el proceso democrático de nuestro país. Las decisiones se toman con mayor fundamento cuando se escuchan todos los puntos de vista, sea una empresa, una ONG o una asociación ciudadana.

¿Por qué el concepto “lobby” suscita connotaciones negativas?

Decir lobby en España sigue siendo sinónimo de poder en la sombra, pero en nuestra actividad lo único que queda por descubrir es que no hay nada que esconder. La profesión ha evolucionado, se ejerce de manera profesional y transparente y debe entenderse como una actividad positiva, que contribuye a mejorar las decisiones políticas a través de la participación de empresas, asociaciones o colectivos ciudadanos.

¿Cómo podemos cambiar la percepción negativa del lobby?

Con una mayor educación y divulgación sobre lo qué es el lobby y la función que cumple en la sociedad creemos que se puede mejorar su percepción. Su regulación también puede contribuir a ello. Por otro lado, para nosotros es muy importante que la profesión se desarrolle con los mejores estándares deontológicos y profesionales. Por eso desde APRI, ante la falta de una regulación, hemos desarrollado un código de conducta que firman todos nuestros socios, ya que entendemos que las implicaciones del trabajo de un lobista en la vida pública requieren unos altos estándares de transparencia en el desarrollo de las relaciones con la Administración del Estado. Cada uno de los artículos de este Código recoge un aspecto esencial para asegurar el desarrollo profesional de la actividad del lobby aplicando en todo momento las mejores prácticas.

¿Crees que el lobby beneficia o perjudica a las empresas? ¿Qué beneficios tiene su desarrollo?

Indudablemente beneficia a las empresas. La participación en la vida pública es derecho fundamental. Es muy importante que los representantes de la sociedad civil tengan acceso a las Instituciones y de forma muy especial a los poderes ejecutivo y legislativo a fin de comunicar sus ideas e intereses, recabar información, defender su situación o instar a cambiar la legislación que les afecta.

El lobby es una actividad que permite a cualquier tipo de organización participar en el proceso de toma de decisiones públicas, mejora la interlocución con el Gobierno y las Administraciones Públicas y facilita a los decisores información técnica y sectorial para que desarrolle su labor legislativa eficazmente.
Además, promueve el debate público sobre asuntos diversos, ayuda a las empresas a estar informadas y a conocer las prioridades públicas y políticas. Cuanta más participación, diálogo y transparencia haya en la toma de decisiones mejor será para la sociedad en su conjunto.

¿Crees que falta transparencia en el sector público? ¿Cuál sería la solución?

Desde APRI observamos que el escenario político español reconoce la importancia de crear una regulación de la actividad profesional de los grupos de interés. Sin embargo, aún no existe una ley nacional consensuada, sino solo regulaciones en algunas Comunidades Autónomas, organismos públicos y entidades locales, como Cataluña, Madrid y Castilla y León, la CNMC o el Ayuntamiento de Madrid. Por ello, APRI trabaja como asociación de lobistas en el diálogo con los diferentes grupos parlamentarios para sacar adelante una regulación de los grupos de interés.

En los últimos años, se han desarrollado sucesivos intentos, los últimos muy avanzados, para la regulación de los Grupos de Interés, sin embargo, el actual IV Plan de Gobierno Abierto, aun siendo un espléndido plan de trabajo de la Dirección General de Gobernanza Pública del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, no ha podido tener en cuenta nuevas situaciones políticas que hacen necesario un avance mucho más rápido de este proyecto.

¿El contexto actual de crisis representa una oportunidad para poner en valor la disciplina de las relaciones institucionales, asuntos públicos y lobby?

Sí, porque sólo los profesionales llevan años trabajando en la interlocución con las administraciones públicas y decisores políticos y están en condiciones de establecer el diálogo en las circunstancias actuales. Conocen bien los canales, mecanismos e interlocutores para que los mensajes y las preocupaciones o propuestas del sector privado lleguen correctamente.

¿Crees que el contexto actual marcará un antes y un después en la relación entre los intereses públicos y privados? ¿Por qué lo crees así?

Tras la crisis creemos que no sólo las grandes corporaciones sino también las pequeñas empresas van a entender mejor cuál es el retorno de las relaciones institucionales y asuntos públicos a largo plazo. Se va a entender porque es tan importante mantener un diálogo constante y fluido con las administraciones públicas y los decisores políticos, ya que cuando nos enfrentamos a una crisis de estas dimensiones es importante, por un lado, que tanto las administraciones públicas como los decisores políticos conozcan tu sector para poder implementar medidas acorde al mismo y, por otro, que tu organización sepa a quién dirigirse de manera rápida y eficaz.

Angela Medrano, Communication & Marketing Manager de Gestión de Activos Turísticos y socia de APRI

En tiempos de pandemia y cuando el distanciamiento social es más familiar en nuestras vidas que nuestra propia familia, estoy segura de que muchos de nosotros nos encontramos en un proceso de revisión personal y profesional. 

Uno de esos cuentos sufís que tanto gustan a los autores de la denostada literatura de autoayuda tiene una bonita versión del “depende”: …buena suerte, mala suerte pues…depende, a veces las crisis tienen estas bromas, nos obligan, a su manera, a replantearnos modos, palabras y vidas.

Yo espero, deseo, que todo esto nos sirva a una gran mayoría para darle más valor a todo aquello a lo que tan difícil es ponerle precio. Y hoy quizás sea más patente que nunca aquello de que la vida no siempre te trae lo que quieres, pero siempre, en su mágico devenir, te regala justo lo que necesitas. Aprendizaje. Para mí está siendo aprendizaje y agradecimiento que en mi afán proactivo, convierto en intenciones  y yendo más allá, en acciones. 

¿Por qué APRI?

– Frente a mi cotidianidad digital y para sentirme completa como ser humano, necesito el contacto con las personas y sentirme parte de una comunidad que comparte gustos, profesión y códigos, y sabernos todos juntos parte de algo importante para hacer frente a cosas importantes.

– Frente a la impostura y la abundancia de las fake news necesito poner identidad y sello a las palabras, autoría, auditoría y autoridad. Prestigio. Confianza.

– Frente a las prisas, a la “potestas” de lo inmediato y urgente frente a lo importante, necesito el espacio, el tiempo y la compañía para la reflexión y la altura de miras. 

– Frente al insulto, la soflama de la víscera, el grito o la provocación, necesito la calma de la palabra inteligente, el pensamiento leído y las buenas formas que además de serenidad transmiten con acierto lo mejor de nuestra humanidad.

– Frente al individualismo exacerbado, alimentado por la búsqueda de una falsa seguridad y autoestima, quiero sentirme parte de un grupo de personas que trabajan por el bienestar e interés común y que ponen lo mejor de sí mismas en ese objetivo.  

Somos seres sociales. Nuestra sociedad necesita de herramientas y plataformas que nos ayuden a progresar en los mejores términos. Creo que APRI y la gente que forma parte de la asociación son una palanca que aporta a ese fin. A humanizar estos tiempos difíciles fomentando relaciones sanas basadas en la confianza y el respeto, siendo facilitadores, comunicadores abiertos que conectan intereses lícitos, exploradores, buscadores de respuestas y soluciones de interés general, concitadores de la colaboración entre ciudadanos, empresas e instituciones en el adecuado marco ético y estético. Profesionales de las relaciones institucionales con mucho por hacer y por decir. Yo quiero ser parte de esa ola y llegar al top de mi personal pirámide de Maslow.

Mis razones para formar parte de APRI

Foment del Treball, principal patronal de Cataluña, y la Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales (APRI) han firmado un convenio de colaboración para promover iniciativas conjuntas que refuercen el ejercicio de las funciones y actividades de ambas en Cataluña. Ambas organizaciones promoverán la profesionalización, transparencia, ética y buenas prácticas de las relaciones institucionales, asuntos públicos y lobby en Cataluña, a través de actos formativos y divulgativos.

Gracias al Convenio, las empresas que forman parte de Foment del Treball podrán beneficiarse de un 30% de descuento de la cuota asociativa de APRI, a fin de que empresas y profesionales dedicados al lobby en Cataluña se adhieran, a través de su pertenencia a APRI, al código de conducta de la Asociación y se puedan beneficiar de su labor formativa, divulgativa y social. APRI, asociación fundada por lobistas en España hace catorce años, que promueve los valores de Ética, Transparencia, Responsabilidad e Integridad en las relaciones institucionales, cuenta ya con un delegado en la Junta Directiva, Ángel Mesado, Socio Fundador de 19N, que ejercerá la representación en Cataluña.

La presidenta de APRI, María Rosa Rotondo, dijo en el acto de firma que “con el acuerdo APRI seguirá promulgando un modelo de profesión basada en los valores de la transparencia e integridad, a través de la representación de intereses legítimos en Cataluña, con una importante actividad económica y de lobby, y para alcanzar esta meta creemos que Foment es el mejor aliado en Cataluña”

Por otra parte, Josep Sánchez Llibre, Presidente de Foment, afirmó que “participamos plenamente del objetivo que propone APRI para promover la profesionalización, formación, y las buenas prácticas en el desempeño de las relaciones institucionales, asuntos públicos y lobby. Se trata de una función importante y esencial para el impulso de proyectos empresariales, las inversiones y, por tanto, el empleo”.  

Cataluña ha sido una de las Comunidades Autónomas pioneras en regular las relaciones público-privadas. En 2015 aprobó la creación del primer registro de ‘lobbies’ en el que tienen que inscribirse todas las entidades y personas que participen en la elaboración y aplicación de las políticas del Gobierno catalán. En 2017, asimismo, se crea y regula el registro de grupos de interés de la Administración de la Generalitat de Cataluña, válido para todas las instituciones, habilitando también a los ayuntamientos de la comunidad a crear su propio registro. Ese mismo año, además se aprobaron normas de organización del registro de grupos de interés del Parlamento de Cataluña, a cuya inscripción es necesaria para poder establecer contactos y relaciones con los diputados, los grupos parlamentarios y sus asesores y el personal del Parlamento que ejerce funciones de asesoramiento. En su empeño de mejorar la regulación de transparencia, actualmente el Gobierno de la Generalitat de Cataluña se desarrolla un proyecto normativo para profundizar en la transparencia de la actividad de los lobbies y el control democrático.

Sobre Foment del Treball

Foment del Treball Nacional es la confederación que representa desde hace dos siglos y medio el empresariado i la potente industria catalana. La patronal más antigua de Europa que representa a la mayor parte ( 75%) del tejido empresarial y de la industria de catalana, y a la práctica totalidad (95%) de los convenios y acuerdos de concertación social de las grandes empresas, pequeñas, medianas y autónomos.

Sobre APRI

Fundada en el año 2007 por profesionales de las relaciones institucionales y asuntos públicos en España, APRI nació para cubrir un vacío en la representación y asociacionismo de esta profesión. Su objetivo es hacer de las relaciones instituciones y lobby una profesión de reconocido prestigio y valor para toda la sociedad y, en especial, para los responsables de todo tipo de organización, como compañías, ONG o asociaciones empresariales. Una profesión que sirva como nexo más eficaz entre los legítimos intereses de la sociedad civil y las decisiones de interés general que toman los decisores políticos y los restantes poderes públicos de la Administración Central y de sus Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.

APRI cuenta con más de 130 profesionales y 10 organizaciones que abogan por la normalización de la actividad a través de la creación de un registro de grupos de interés, similar al Registro de Transparencia que ya existe ante el Parlamento y la Comisión Europea. APRI es, además, fundador y miembro de la Plataforma Europea de Asuntos Públicos (Public Affairs Community of Europe- PACE-) creada en el 2018 como plataforma de todas las organizaciones nacionales de profesionales de asuntos públicos europeos.

Gracias al Convenio, las empresas que forman parte de Foment del Treball podrán beneficiarse de un 30% de descuento de la cuota asociativa de APRI, a fin de que empresas y profesionales dedicados al lobby en Cataluña se adhieran, a través de su pertenencia a APRI, al código de conducta de la Asociación y se puedan beneficiar de su labor formativa, divulgativa y social. APRI, asociación fundada por lobistas en España hace catorce años, que promueve los valores de Ética, Transparencia, Responsabilidad e Integridad en las relaciones institucionales, cuenta ya con un delegado en la Junta Directiva, Ángel Mesado, Socio Fundador de 19N, que ejercerá la representación en Cataluña.

La presidenta de APRI, María Rosa Rotondo, dijo en el acto de firma que “con el acuerdo APRI seguirá promulgando un modelo de profesión basada en los valores de la transparencia e integridad, a través de la representación de intereses legítimos en Cataluña, con una importante actividad económica y de lobby, y para alcanzar esta meta creemos que Foment es el mejor aliado en Cataluña”

Por otra parte, Josep Sánchez Llibre, Presidente de Foment, afirmó que “participamos plenamente del objetivo que propone APRI para promover la profesionalización, formación, y las buenas prácticas en el desempeño de las relaciones institucionales, asuntos públicos y lobby. Se trata de una función importante y esencial para el impulso de proyectos empresariales, las inversiones y, por tanto, el empleo”.  

Cataluña ha sido una de las Comunidades Autónomas pioneras en regular las relaciones público-privadas. En 2015 aprobó la creación del primer registro de ‘lobbies’ en el que tienen que inscribirse todas las entidades y personas que participen en la elaboración y aplicación de las políticas del Gobierno catalán. En 2017, asimismo, se crea y regula el registro de grupos de interés de la Administración de la Generalitat de Cataluña, válido para todas las instituciones, habilitando también a los ayuntamientos de la comunidad a crear su propio registro. Ese mismo año, además se aprobaron normas de organización del registro de grupos de interés del Parlamento de Cataluña, a cuya inscripción es necesaria para poder establecer contactos y relaciones con los diputados, los grupos parlamentarios y sus asesores y el personal del Parlamento que ejerce funciones de asesoramiento. En su empeño de mejorar la regulación de transparencia, actualmente el Gobierno de la Generalitat de Cataluña se desarrolla un proyecto normativo para profundizar en la transparencia de la actividad de los lobbies y el control democrático.

Sobre Foment del Treball

Foment del Treball Nacional es la confederación que representa desde hace dos siglos y medio el empresariado i la potente industria catalana. La patronal más antigua de Europa que representa a la mayor parte ( 75%) del tejido empresarial y de la industria de catalana, y a la práctica totalidad (95%) de los convenios y acuerdos de concertación social de las grandes empresas, pequeñas, medianas y autónomos.

Sobre APRI

Fundada en el año 2007 por profesionales de las relaciones institucionales y asuntos públicos en España, APRI nació para cubrir un vacío en la representación y asociacionismo de esta profesión. Su objetivo es hacer de las relaciones instituciones y lobby una profesión de reconocido prestigio y valor para toda la sociedad y, en especial, para los responsables de todo tipo de organización, como compañías, ONG o asociaciones empresariales. Una profesión que sirva como nexo más eficaz entre los legítimos intereses de la sociedad civil y las decisiones de interés general que toman los decisores políticos y los restantes poderes públicos de la Administración Central y de sus Comunidades Autónomas y Ayuntamientos.

APRI cuenta con más de 130 profesionales y 10 organizaciones que abogan por la normalización de la actividad a través de la creación de un registro de grupos de interés, similar al Registro de Transparencia que ya existe ante el Parlamento y la Comisión Europea. APRI es, además, fundador y miembro de la Plataforma Europea de Asuntos Públicos (Public Affairs Community of Europe- PACE-) creada en el 2018 como plataforma de todas las organizaciones nacionales de profesionales de asuntos públicos europeos.

Arturo Zamarriego, Senior Manager PwC en GRC (Governance, Risk & Regulation and Compliance). Experto en regulación financiera y educación financiera. Codirector de la obra colectiva “La sostenibilidad y el nuevo marco institucional y regulatorio de las finanzas sostenibles” (Thomson Reuters Aranzadi, 2021)

España tiene la opción de acceder a 140.000 millones de los Fondos Europeos de Recuperación, de los cuales 72.000 millones serán ayudas a fondo perdido. Con esta cuantía, es el segundo país más beneficiado, por detrás de Italia.

No es mi objetivo explicar la normativa y los procedimientos aplicables sino centrarme en la importancia de los asesores y de los lobistas para que estos lleguen a buen puerto. A diferencia de otras ocasiones, no solo se trata de aprovechar una oportunidad comercial por parte de estos profesionales, entre los que me incluyo, sino en poner a disposición los mismos en proyectos que nos ayuden a salir de una compleja crisis económica. Todos ganamos y todos perdemos.

¿Y por qué somos necesarios? Permítanme enumerar cinco funciones que explican nuestra utilidad en este proceso de asignación de fondos europeos:

  • Capacidad de discriminar los procesos que son estratégicos de los que no lo son. Los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica o PERTE son una nueva figura de colaboración público-privada entre Administraciones, empresas y centros de investigación con la que se identificarán aquellos proyectos estructurales con gran capacidad de arrastre para el crecimiento, el empleo y la competitividad de la economía española.
  • Seleccionar el mejor instrumento de distribución de los fondos, principalmente entre los propios PERTE, las subvenciones (licitaciones) o los contratos (convocatorias de concurrencia competitiva).
  • Ser punto de unión entre empresas, proponiendo acuerdos o colaboraciones que permitan concurrir a los fondos como mayores probabilidades de éxito.
  • Ser nexo de colaboración entre la Administración y las empresas para sacar el máximo provecho de las ayudas para la reconstrucción aprobadas por la Unión Europea.
  • Evitar fallos en el procedimiento que invaliden la solicitud. Los fondos pueden no llegar a su destinatario si a pesar de tener un proyecto susceptible de recibirlos, la empresa no cumple con el procedimiento o no explica bien su proyecto, entre otros.

Curiosamente, todo lo anterior no servirá de nada, si falla un atributo subjetivo:  si el lobista o el asesor no es honesto.

El país no se recuperará si los fondos se reparten inadecuadamente. Cabe la posibilidad de que los fondos acaben “en las mismas empresas de siempre”, donde su destino permita su viabilidad y no la reconstrucción del país (generación de empleo en actividades sostenibles y digitales principalmente). Gracias a los profesionales que tienen la función de intermediar entre los fondos y las empresas, este resultado puede evitarse. Sin ellos, el riesgo aumenta exponencialmente.

Nos jugamos mucho, las generaciones presentes y futuras dependen del papel de todos en la agilidad del reparto de fondos, pero más en asegurar un buen destino, y en ese rol, los lobistas y asesores son piezas fundamentales.

Carlos Parry Lafont,  Senior Manager de Public Affairs en la Federación Europea de Asociaciones e Industrias Farmacéuticas (EFPIA) y socio de APRI

Dejarme que aproveche esta oportunidad que me ofrece APRI para compartir unas reflexiones sobre la importancia de nuestra profesión y sobre como con nuestro trabajo podemos jugar un papel importante en la construcción de una sociedad mejor.

Seguramente con este artículo corro el riesgo de decir cosas que ya sabéis, pero me vais a permitir que incida en ellas porque a veces es bueno recordar cual es el valor añadido que aportamos desde nuestra profesión a las empresas u organizaciones en las que trabajamos y a la sociedad en general.

Cada uno de nosotros tiene una experiencia muy distinta, unos tienen mas experiencia en el sector público, otro más en el sector privado, y algunos en ambos, pero todos tenemos un denominador común somos capaces de entender y analizar el contexto social, económico y político en el que operamos y las distintas posiciones del ecosistema del que formamos parte.

Conocer y ser capaz de entender el contexto en el que operamos es básico para cualquier empresa u organización que quiera tener éxito en la sociedad del Siglo XXI. Un buen plan estratégico tiene que estar adaptado a la realidad de la sociedad en la que va a ser implementado.

Porque han cambiado los objetivos de las empresas, el objetivo de una empresa ya no es solo tener beneficios económicos, sino que también asumen la responsabilidad de ser agentes transformadores de la sociedad de la que forman parten. Y este cambio en el paradigma de la misión de una empresa lo cambia todo y hace fundamental que cuenten con expertos que conozcan bien el contexto en el que operan.

Las empresas tienen un propósito claro para transformar y mejorar la sociedad y nosotros somos una pieza imprescindible para cumplir los propósitos de las organizaciones en las que desarrollamos nuestro trabajo.

Nuestra responsabilidad como expertos en relaciones institucionales, no es solo saber hacer alianzas o comunicar las posiciones de nuestras empresas, sino ayudar a que nuestras empresas sean capaces de interpretar el entorno para que puedan ser verdaderas lideres de la transformación social.

Y la clave en nuestro trabajo es la empatía. Porque no es solo importante saber que queremos comunicar sino también saber escuchar lo que el otro quiere decir. Es vital que sepamos anticipar que espera la otra parte de nosotros para no convertir la discusión en un diálogo imposible.

Nuestra función es estratégica y tiene un impacto directo en los resultados de nuestras empresas. Sin un buen análisis de la situación y un plan de relacionamiento estratégico no hay plan estratégico que funcione.

Además de saber escuchar, también forma parte de nuestra responsabilidad la capacidad de establecer alianzas, en especial con el sector publico.

Desgraciadamente no siempre todo el mundo entiende la necesidad de la colaboración publico-privada, pero si queremos que nuestras empresas sean agentes del cambio social es fundamental que el sector público entienda que el camino del éxito es la colaboración publico-privada.

Que cada uno dentro de su área asuma su responsabilidad, no se trata de competir entre nosotros se trata de sumar esfuerzos para lograr que nuestras sociedades avancen y mejoren.

En nuestra historia, las grandes transformaciones sociales solo se han conseguido cuando todos hemos remado en la misma dirección. En 1992, no se hubiera conseguido organizar unos Juegos Olímpicos como los de Barcelona si la sociedad civil y las administraciones publicas no hubieran trabajado de la mano.

Pero no hace falta irse tan lejos, recientemente estamos viviendo otro claro ejemplo: el logro de las vacunas contra COVID19.

Este es uno de los mejores ejemplos de la importancia de esta colaboración publico-privada. En menos de doce meses se ha conseguido poner a disposición de los ciudadanos tres vacunas en Europa. El proceso se ha acortado de los diez-quince anos que normalmente se tarda en tener una innovación terapéutica a tan solo doce meses. Y este logro no ha sido casualidad.

Sigamos defendiendo el valor añadido que aportamos a nuestras empresas, y la necesidad de seguir transformando las sociedades en las que operamos, desde la colaboración publico-privada. No hay otro camino para construir un mundo más igualitario y justo.

El asociacionismo y el lobby son dos herramientas fundamentales para dar voz a las mujeres, según la cuarta edición del Foro Lobby y Mujer, celebrada este martes 19 de enero en Madrid organizada por la Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales (APRI) y el abogado y experto en Liderazgo Femenino Martin Hernández-Palacios. APRI y ocho asociaciones de mujeres ejecutivas en otros tantos sectores resaltaron en el evento la importancia del asociacionismo y el lobby al exponer sus propios casos, demostraron la relevancia y emergencia de la influencia, igualdad y el liderazgo femenino en las corporaciones Women in a Legal World, Women in Real Estate, Inspiring Girls, EjE&CON, Women Angels for STEAM, Iberian Women Business Anges Club, Fundación Women Forward y U&C.

La apertura corrió a cargo de la Presidenta de APRI, María Rosa Rotondo, quien destacó la relevancia que va adquiriendo la igualdad entre hombres y mujeres y el liderazgo femenino en el seno de las organizaciones.

En la primera mesa, moderada por Martin Hernández-Palacios, experto en Liderazgo Femenino, sobre “Lobby, Mujer y Asociacionismo” se recogieron testimonios de varias presidentas y vicepresidentas de asociaciones de mujeres.

Marlén Estévez, Presidenta Women in a Legal World, asociación cuyo objeto es fomentar el talento femenino dentro del sector jurídico, destacó que la educación es una de las piedras angulares para alcanzar el liderazgo y hacer visible el talento por medio de la meritocracia. Marlén Estévez también resaltó la importancia de los datos como el petróleo del siglo XXI, y en lo relativo a la participación de mujeres en distintos cargos muestran un aumento del 3% en el número de socias de despachos de abogados respecto al año anterior.

En segundo lugar, Carmen Panadero, Presidenta de Women in Real Estate, asociación de mujeres en el mundo inmobiliario, resaltó la importancia de las redes: “La unión y el networking ayudan a visibilizar el talento femenino”. También abogó por romper la barrera de la exigencia femenina y el mito de que entre las mujeres no hay solidaridad. La Asociación, según Panadero, nació hace 6 años para ayudarse entre mujeres a entra, subir e influir en las decisiones de la capa de mando por medio del acercamiento entre el experto y las administraciones publicas y/o organismos.”

En tercer lugar, Marta Pérez, Presidenta de Inspiring Girls, comentó que las niñas están influenciadas desde pequeñas por estereotipos, y la Asociación pretende aumentar su autoestima e incrementar su panorama profesional. Destacó que “las profesiones no tienen género; es importante conectar a las mujeres con las niñas para enseñarles las distintas salidas profesionales y romper estereotipos y horizontes” y añadió “que cada niña sea lo que quiera ser sabiendo todas las opciones que tienen”.

Por otro lado, Ana Lorenzo, vicepresidenta de EJE&CON, Asociación Española de Ejecutiv@s y Consejer@s, recordó que el artículo 23 de la Constitución Española reconoce el derecho de las personas a participar en los asuntos públicos, abogó por un cambio cultural contando con el mejor talento, sin discriminación de género: “incorporamos el talento masculino como elemento diferenciador de la asociación para no discriminar y resaltar la necesidad de fomentar la cartera de talentos”

En el segundo panel, “Empoderando a la Mujer”, destacaron ejemplos de buenas prácticas en el ámbito empresarial y el de las asociaciones de mujeres.

Rita Gasalla, Socia Women Angels for STEAM, asociación internacional de mujeres que invierte en start ups lideradas por mujeres, resaltó que “en Europa el capital riesgo dirigido a proyectos liderados por mujeres es del 7% y en España solo 1 de cada 10 Business Angels es mujer. Women Angels for STEAM destaca la necesidad de incrementar el número de mujeres inversoras, mejorar el acceso a financiación de mujeres emprendedoras y aumentar su presencia en este ámbito.

Isabel Ariza, Fundadora y CEO de Iberian Women Business Ángesl Club  subrayó que el liderazgo femenino solo puede llegar si existe un modelo integrador entre hombres y mujeres: “La mujer empezó posicionándose en los sectores humanísticos, sin embargo, siempre ha sido más complicado en sectores como el científico. Empoderar a la mujer desde el liderazgo es fundamental para abarcar sectores donde hay más presencia masculina, no se debe sucumbir al miedo”

Miriam Izquierdo, Presidenta Fundación Women Forward  dijo que “la investigación ofrece datos objetivos acerca del valor que crean las mujeres en las empresas y las barreras a que se enfrentan. La Fundación quiere difundir toda esta investigación y busca abrir las puertas a empresas y empresarios que todavía no ven el valor de la diversidad de género, por lo que organiza un curso para mujeres en gobierno corporativo ligado a la diversidad.

Por último, Cristina Ruiz, Socia Directora en U&C Abogados, y experta en mentoring, habló de la importancia del mentoring para liderar el talento propio y el liderazgo emocional para el desarrollo profesional de la mujer. 

Al clausurar el Foro, la Directora General de APRI, Irene Matías, destacó que “las panelistas han demostrado ser excelentes lobistas del liderazgo femenino”, además de subrayar la importancia del asociacionismo femenino como herramienta fundamental de lobby para romper estereotipos y barreras y dar voz a las mujeres.

El pasado miércoles 16 de diciembre se llevó a cabo el primer coloquio organizado por el grupo de trabajo APRI Digital, el cual se tituló “Lobby y economía digital: el perfil profesional”. Para la realización de este evento se contó con la participación de Marta Becerra, Directora de Asuntos Públicos de Adigital;  Elia Ferrer, Senior Public Affairs Manager en Free Now; y Juan Moscoso, Director del Programa de Asuntos Públicos y Relaciones Gubernamentales de Deusto Business School. 
 
En primer lugar, se preguntó a los ponentes sobre los aspectos que diferencian a un profesional de los asuntos públicos en la economía digital de otro que trabaja en una empresa de un sector analógico, se habló sobre la evolución en los últimos años en el sector y las diferencias entre empresas nativas digitales y aquellas en procesos de digitalización. A esto, Marta Becerra comentó que el nativo digital tiene un carácter más flexible. Cuando se habla de digitalización y asuntos públicos se habla de una normativa transversal que se está desarrollando poco a poco. Por eso una particularidad del lobista digital es ser todo terreno, se trata no solo de desarrollar soft skills sino también de ser flexible e emprendedor. En los últimos años se ha visto una avalancha de regulación en materia digital, lo que supone una gran oportunidad para el profesional de asuntos públicos ya que hay una gran demanda en el mercado. 
 
Por otra parte, Elia Ferrer indicó que el perfil de lobista en las nuevas tecnologías debe avanzar al mismo nivel que el avance de la tecnología. Es un perfil que requiere un amplio espectro de conocimientos y necesita un alto grado de adaptabilidad. Las nuevas compañías digitales requieren actualizaciones constantes, por ende, los lobistas en este sector deben destacar por su versatilidad, flexibilidad y pensamiento estratégico.
 
Por último, Juan Moscoso, indicó que desde el ámbito de la formación ve que los profesionales de asuntos públicos del sector digital son mas jóvenes, con mayor movilidad y nativos digitales. Adicionalmente, los profesionales en el sector digital están condicionados por la actividad de regulaciones transversales que suponen barreras de entrada muy importantes.
 
En segundo lugar, se pregunto sobre el tipo de formación que se debe exigir a un profesional en este ámbito, la existencia de algunas habilidades esenciales, la necesidad o no de ser jurista y la oferta actual de formación en la materia en las Escuelas de Negocio y Universidades.  A esta serie de preguntas Juan Moscoso indicó que los asuntos públicos buscan la defensa de intereses legítimos buscando beneficiar a todos. Hay que tener conocimientos transversales, y entender cómo funciona el mercado y las leyes, por eso se adapta muy bien a distintos grados. Todos los profesionales de los asuntos públicos deben tener una perspectiva internacional de la vida, entender lo que ocurre en materia de regulación en todo el mundo y debe estar en contacto con las ultimas tendencias. Adicionalmente, las escuelas de negocios no han creado cursos reglados, pero ya hay varias escuelas de negocios que basan los cursos de asuntos públicos en la experiencia de diferentes expertos. 
 
Por otro lado, Marta Becerra comentó que hay una gran oferta hoy por hoy, antes solo se podía ir a APRI para intercambiar impresiones, ahora hay muchos másteres, cursos online y todo tipo de formación que se adaptan al momento de la carrera profesional en el que se encuentra la persona. También señaló que el joven que se quiera dedicar a los asuntos públicos debe empezar trabajando y compaginar la formación con el trabajo a fin de mejorar su experiencia. 
 
Elia Ferrer comentó que la formación puede variar y abarcar todas las carreras. Un perfil jurídico es muy importante pero los soft skills son más importantes; el rigor, la persuasión, los idiomas, entro otros son mas importantes que un perfil de derecho o de comunicación. De esta manera, un buen lobista debe tener mucha empatía y social skills. No es cuestión de ser jurista, sin embargo, no se debe tener aversión a las leyes y hacer una red de contactos. 
 
Por último, se preguntó, ¿Qué buscaríais en primer lugar en un CV de una persona que se presenta a una oferta de este tipo? ¿Cómo seleccionar a los mejores perfiles? ¿La experiencia es un grado en esta materia o no? ¿Qué pensáis de la utilización de algoritmos para procesos de selección de este tipo? Dentro de las respuestas a estas preguntas se destacó la necesidad tener un buen feeling personal con la persona que se va a contratar, la persona debe concordar con el equipo y tener experiencia la cual depende del cargo que entraría a ocupar.  
 
Dentro de las recomendaciones que dieron los ponentes a los nuevos profesionales en el sector, se destacó la necesidad de tener mucha curiosidad en las cuestiones de actualidad, ser consciente que todo es cuestión de actitud y se debe saber convertir problemas en oportunidades y tener experiencia en diferentes sectores ya que esa experiencia se valora mucho. 

La Asociación para el Progreso de la Dirección, APD, y la Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales , APRI, han firmado hoy un Convenio Marco de Colaboración para impulsar la competitividad empresarial y la capacitación de directivos, especialmente de los profesionales de las relaciones institucionales y asuntos públicos.

APD y APRI tienen áreas comunes de actuación, basadas en la ética, transparencia e integridad como elementos importantes de actuación, relacionadas con el impulso del tejido empresarial y el emprendimiento en España, con alcance a los directivos y la sociedad civil. De esta forma, ambas asociaciones colaborarán en impulsar la generación de conocimiento en torno a los Asuntos Públicos, impulsando las relaciones institucionales de los profesionales, directivos y empresarios para favorecer el networking y la creación de iniciativas productivas, identificando modelos y buenas prácticas.

Ambas asociaciones consideran importante que los puntos de vista de sus socios, empresas, y profesionales, puedan llegar a servir de plataforma de apoyo a la sociedad civil, ofreciendo respuestas ingeniosas que aporten ideas para un futuro mejor.

Durante la firma del acuerdo, el Consejero Director General de APD, Enrique Sánchez de León, ha resaltado la importancia de fomentar e incentivar “la empresa con propósito”, tema también de su reciente y exitoso Congreso Internacional Digital. “Hoy día, la situación de gran incertidumbre y fragilidad que estamos viviendo requiere hacer un frente común, asegurando la voluntad de cooperación y de colaboración entre las organizaciones para superar las dificultades y los desafíos sobrevenidos. Las empreses tienen que ser responsables con las consecuencias y el impacto global de sus actividades, involucrándose en acciones socialmente responsables que repercutan de forma positiva en el entorno en el que operan”. 

En este sentido, la Presidenta de APRI, Mª Rosa Rotondo ha señalado que “Para APRI el acuerdo con la APD es un gran paso adelante, ya que creemos que es importante acercar a los directivos el papel del ejercicio profesional, ético y transparente de las relaciones institucionales, asuntos públicos y lobby como herramienta empresarial fundamental de representación y participación de las empresas ante los poderes públicos y políticos como ante los distintos grupos de interés”.

El pasado 18 de noviembre en el marco de APRI Salud, grupo de trabajo de Salud de la Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales, se desarrolló  una mesa de debate sobre “El futuro de la coordinación sociosanitaria: nuevos escenarios tras la pandemia” con la participación de José Augusto García Navarro, Presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología y Director General de Consorci Socio Sanitari de Catalunya; Jordi Barretina, Director del Instituto de investigación Germans  Trias y Pujol; José Antonio Larraz, Director del Área Asistencial y Educativa de Hermanas Hospitalarias y Javier Martinez Peromingo, Director General de Coordinación Sociosanitaria de la Comunidad de Madrid,  moderado Isabel Aizpún, directora de Comunicación & Influencia y socia de APRI.

Para los geriatras y gerontólogos y centros asistenciales la pandemia ha supuesto un reto de qué hacer de forma inmediata para cuidar a las personas mayores y también de cómo organizar el sistema sociosanitario para seguir manteniendo una adecuada atención y un envejecimiento saludable conviviendo con ésta u otras pandemias. Las estructuras de atención a la salud que están padeciendo más la crisis covid-19 son entre otros los centros sociosanitarios. En estas residencias se encuentra en un espacio reducido, una población de alto riesgo debido a la edad y polipatologías de los residentes. En el coloquio de APRI Salud, distintos expertos señalaron los nuevos escenarios para el futuro sociosanitario y los cambios planteados hace tiempo en el sector así como investigaciones médicas de vanguardia.

Según el  Presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología  y Director General de Consorci Socio Sanitari de Catalunya, Jose Augusto García Navarro,  el modelo  socio sanitario actual se encuentra en crisis ya que la pandemia ha afectado fundamentalmente a personas mayores, sobretodo aquellas con más dependencia. España encabeza el fallecimiento de personas mayores en residencias, lo que hace imperativo llevar a cabo una revisión de las políticas de atención en las residencias de mayores. Además, añadió que mientras en Estados Unidos las residencias presentan información de manera transparente, en España ni siquiera hay datos de la mortalidad durante la pandemia en residencias. En este sentido, resaltó los avances en otros países como Dinamarca, donde desde hace 20 años se invierte entre 6 y 5 veces  más en atención domiciliaria que en residencias. Por el contrario en España, según José Augusto García Navarro , se ha hecho muy poco en este ámbito, donde  se intenta que la teleasistencia sea universal y que se aumente el número de horas de atención en casa, pero los esfuerzos no son suficientes para desarrollar planes concretos.

Ahondando en el terreno de la investigación,  el Director del Instituto de investigación Germans  Trias y Pujol, Jordi Barrentina apuntó que España tiene una de las poblaciones más longevas del mundo, y se esperaba que en 2040 supere a Japón. En este contexto desde hace 4 años se inicio un estudio en Cataluña para entender el proceso de envejecimiento, “este estudio es un claro ejemplo de colaboración publico-privada en busca de los determinantes del envejecimiento saludable soluciones para abordar las posibles amenazas”.

El presidente de la  Sociedad Española de Geriatría y Gerontología subrayó que el nuevo modelo de atención sanitaria debe tener como ejes centrales la promoción de la autonomía, la potenciación de la comunidad, los servicios domiciliarios, centros de día más terapéuticos e integrados con salud, más viviendas accesibles, saludables y con servicios y contar solo con las  residencias imprescindibles. Para lograrlo, además, es importante la participación de los usuarios y la trasparencia.  Para José Agusto García Navarro, “en la segunda ola se debería reforzar el número y capacitación de los profesionales en residencias y el soporte de servicios médicos en algunas comunidades autónomas considerando que hay una relación clarísima entre la expansión del Coronavirus y el ratio de personal de las residencias: a mayor número de enfermeras, la expansión es menor”. Además, abogó por la transparencia en cuanto a comunicación de planes de contingencia y recogida de datos.

Por otro lado, el Director del Área Asistencial y Educativa de Hermanas Hospitalarias, José Antonio Larraz, apuntó a que en los últimos años ha habido un crecimiento exponencial de asistencia en residencias y servicios de día, pero se ha prestado muy poca atención al ámbito domiciliario. “A partir de los 55 años se habla de que el 40% de la población padece una enfermedad crónica que necesita cuidados y a pesar de tener un buen sistema sanitario, nuestro modelo de servicios no ha evolucionados en relación con esta realidad y esto se evidencia sobretodo en los hospitales de agudos y en la atención primaria la cual se encuentra excesivamente burocratizada.“

Por otra parte, el Director General de Coordinación Sociosanitaria de la Comunidad de Madrid, Javier Martínez Peromingo,  subrayó que las medidas restrictivas conducen a fracasos más graves que los que la propia pandemia puede producir. El nivel infeccioso sigue siendo igual al de la primera ola, pero la diferencia está en el conocimiento y preparación sobre la enfermedad.  “El conocimiento de los niveles de inmunidad ha sido clave para poder mejorar la calidad de vida de los residentes y trabajadores de las residencias previniendo la transmisión cruzada”.

Todos coincidieron en señalar que es necesario sumar esfuerzos y abogar por la colaboración público privada. En muchos casos las administraciones publicas no escuchan a fondo las necesidades de la sociedad y de las asociaciones, por eso, foros como éste son un punto de partida para la construcción de ideas que luego deben ser trasmitidas al sector público como imperativo para reorganizar y reconstruir nuestra sociedad.

La coordinadora del Grupo de Trabajo APRI Salud cerró el coloquio señalando que “el coronavirus tiene dos caras, la cara A, la de los pacientes que padecen la infección y la cara B, la que se ha olvidado y son los efectos secundarios en las personas mayores, con enfermedades crónicas y empeoradas por el aislamiento social y la limitación de los servicios sociales. Las personas mayores han presentado rasgos de depresión y de ansiedad patrones que se agudizan en personas con demencia y en sus cuidadores. “

El sector agroalimentario será clave para la recuperación económica europea. Con estas palabras Pilar Ayuso resaltó la importancia del sector en Europa. Desde la crisis de las vacas locas, la legislación alimentaria se disparó en Europa, y en los próximos años, hasta 2024, la estrategia europea Farm to Fork(“De la Granja a la Mesa”) prevé el desarrollo de 27 propuestas que pasaran a configurar el marco legislativo. Dada la profunda revisión que se hará a la legislación agroalimentaria, se debe empezar el trabajo de lobby desde ahora mismo “el lobby no es tráfico de influencias tampoco es corrupción, es una actividad enriquecedora para el legislador y una necesidad para las empresas. Como ex eurodiputada, quiero resaltar que se aprende mucho de los lobistas cuando estos proporcionan información especializada sobre el sector que representan.”

El nuevo grupo Agroalimentario de la Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales (APRI) hizo su presentación oficial este miércoles en un coloquio en el que participó la ex eurodiputada y experta en el sector agroalimentario, Pilar Ayuso. La sesión se desarrolló online para que los asistentes pudieran conocer de primera mano las características del grupo y pudieran compartir con Pilar Ayuso un debate sobre los retos europeos en la cadena agroalimentaria, así como su visión del lobby en este sector.

Con cuatro legislaturas en el Parlamento Europeo y una amplia experiencia en el ámbito agroalimentario participando activamente en las Comisiones Parlamentarias de Agricultura y Medioambiente, la ex eurodiputada del grupo parlamentario popular Pilar Ayuso analizó el impacto del Pacto Verde Europeo, presentado por la Comisión Von der Leyen; su estrategia “De la Granja a la Mesa”; y los últimos desarrollos sobre el etiquetado de alimentos. También abordó su posición sobre la colaboración público-privada o la contribución de los grupos de interés (asociaciones sectoriales, consumidores y empresas) en la toma de decisiones en el contexto europeo.

El director de la consultora de lobby agroalimentario Thoffood y miembro de APRI, Horacio González Alemán, dio la bienvenida y presentó el Grupo APRI Agroalimentación, constituido con el objetivo de poner en valor la profesión de los lobistas en este sector y acercar el lobby a las organizaciones en el ámbito de la agroalimentación. Forman parte del grupo, profesionales de organizaciones de agroalimentarias como ASEDAS, ANOVE, ASAJA, Marcas de Restauración, consultores, así como directores de relaciones institucionales y asuntos europeos de importantes empresas del sector como Mercadora, Carrefour, Makro, BASF entre otras.

Pilar Ayuso explicó que la cadena agroalimentaria ha sido un componente esencial de la economía y la sociedad española, tal y como ha quedado de manifiesto durante la crisis sanitaria. Para Ayuso es un sector que requiere una especial atención regulatoria ya que cuenta con una extensa legislación que incrementó considerablemente tras la crisis de las vacas locas, para garantizar, entre otras cosas, la seguridad alimentaria. Desde entonces, Europa cuenta con una de las legislaciones en materia alimentaria más exigentes del mundo. De ahí que la actividad del lobby adquiera un papel relevante en el sector, ya que sirve de punto de conexión entre las organizaciones agroalimentarias y el legislador. Para la ex eurodiputada, “las organizaciones deben saber adelantarse a los temas, conocer bien cómo funciona el proceso legislativo y seleccionar bien quién son sus interlocutores políticos”.  

Dentro de este contexto, Pilar Ayuso recordó la importancia de conocer el proceso de desarrollo de una norma europea. Resaltando la importancia de hacer lobby en la Comisión, el Parlamento y el Consejo. En este aspecto, destacó que los ministros competentes a nivel nacional deberían apoyar las propuestas, ya que ellos son parte fundamental de la toma de decisión final en las instituciones europeas. Por otra parte, Pilar Ayuso afirmó que “los eurodiputados son los lobistas de su país”, pues deben defender los intereses de su territorio y empresas a través del consenso, empatía, respeto y credibilidad.

También apeló a que los poderes legislativos deben legislar con conocimiento de causa, haciendo consultas públicas, hablando con los grupos de interés, haciendo estudios de impacto y evaluaciones siempre basadas en la ciencia. Para Ayuso, el “lobby enriquece al legislador y es necesario para las empresas”, le ofrece información, especialmente cuando se le presentan argumentos concisos, claros y veraces de manera transparente y profesional.