La Mesa del Congreso de los Diputados define un grupo de interés, lobby o lobista como aquellas personas físicas o jurídicas o entidades sin personalidad jurídica que se comuniquen de forma directa o indirecta con titulares de cargos públicos o electos o personal a su cargo en favor de intereses privados, públicos, particulares o colectivos, intentando modificar o influir sobre cuestiones relacionadas con la elaboración, el desarrollo o la modificación de iniciativas legislativas.

Desde APRI observamos que el escenario político español reconoce la importancia de crear una regulación de la actividad profesional de los grupos de interés. Sin embargo, aún no existe una ley nacional consensuada, sino solo algunas regulaciones a nivel autonómico dentro de la agenda o de la ley de transparencia.

Por ello, APRI trabaja como asociación de lobistas en el diálogo con los diferentes grupos parlamentarios para sacar adelante una regulación de los grupos de interés.

REGULACIONES EXISTENTES DE LOS GRUPOS DE INTERÉS

Actualmente, existen las siguientes aproximaciones a una regulación de la actividad profesional del lobby y de los grupos de interés a nivel nacional y europeo:

  • El «Código de Conducta de los Señores Diputados»: firmado por todos los miembros del Congreso de los Diputados y en vigor desde el 2 de abril de 2019. El documento establece la obligación de que los diputados hagan pública su agenda institucional en el Portal de Transparencia del Congreso.
  • Registro de transparencia de la Unión Europea: https://ec.europa.eu/info/about-european-commission/service-standards-and-principles/transparency/transparency-register_es
  • Registro de grupos de interés de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC): en vigor desde marzo de 2016 y de carácter voluntario. Se trata del primer registro creado por un organismo público central en España.
  • Registros existentes en varias Comunidades Autónomas como Cataluña, Madrid y Castilla-La Mancha.

PROPUESTA DE REGULACIÓN DE APRI

Tomando como ejemplo las regulaciones ya existentes, y en la búsqueda definitiva de la eficiencia de la actividad profesional del lobby, desde APRI hemos redactado una Propuesta de Regulación para abordar una normativa en el sector cuyos principales objetivos son:

  1. Garantizar la transparencia en la toma de decisiones políticas y legislativas
  2. Reforzar la seguridad jurídica de las normas y sus procesos de elaboración
  3. Reforzar la legitimidad de los representantes institucionales en su tarea ejecutiva o legislativa
  4. Mejorar la eficacia normativa
  5. Impulsar la rendición de cuentas
  6. Facilitar la participación ciudadana en la vida política del país

POSICIÓN DE APRI SOBRE LA REGULACIÓN

En nuestra Propuesta de Regulación, hemos declarado la postura que tenemos sobre qué debe configurar la regulación final de los grupos de interés y lobistas. En ella, consideramos que deben aparecer los siguientes puntos imprescindibles:

Nuestra Propuesta de Regulación

CONOCE NUESTRA PROPUESTA DE REGULACIÓN DE GRUPOS DE INTERÉS

Artículos relacionados con el Lobby y la Regulación

La Ley de Transparencia y Buen Gobierno va a regular la existencia de los lobbies

La nueva Ley de Transparencia y Buen Gobierno, que en estos momentos se encuentra en trámite de ponencia en la Junta General, va a regular la existencia de lobbies de presión. Es decir, que haya transparencia en los encuentros entre estos 'grupos de interés' y los altos cargos del Gobierno.

El Consell aprueba los proyectos de ley de Lobbies y de Estructuras Agrarias

València, 16 feb (EFE).- El pleno del Consell ha aprobado hoy el proyecto de ley de Lobbies, con el que busca aportar claridad y transparencia y "poner freno a la cultura del amiguismo", y el proyecto de ley que fija la futura estructura productiva agraria de la Comunitat Valenciana.

XXI Encuesta Mundial de CEOs

La incertidumbre geopolítica, el auge del proteccionismo y los temores sobre el impacto de la automatización en el mercado de trabajo no han podido con la visión positiva de los altos ejecutivos sobre la evolución de la economía mundial en 2018. Así lo revela la XXI Encuesta Mundial de CEOs, elaborada por PwC a partir de la opinión de 1.293 altos ejecutivos en 85 países (incluido España) y presentado en el Foro Económico Mundial de Davos.