El Corte Inglés, Carrefour, FNAC o Ikea no pueden competir en igualdad de condiciones con Amazon. Así lo ha denunciado la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) este martes tras exigir al Gobierno un nuevo marco normativo “moderno y flexible, que responda a la realidad de nuestro mercado”.

Solo así será posible plantar cara a los gigantes del ‘e-commerce’. “Por desgracia, buena parte de la legislación comercial ha quedado anclada en el siglo XX” y solo afecta a las tiendas físicas, argumenta la patronal del gran consumo en un comunicado.

“Mientras una parte del comercio está sujeta a un corsé estricto que afecta a aspectos clave como los horarios, la fiscalidad o la libertad de establecimiento, los grandes operadores ‘online’ quedan al margen, convirtiendo en ventajas competitivas las limitaciones del resto”, sostiene la asociación capitaneada por Javier Millán-Astray.

No es la primera vez que la patronal denuncia esta situación. Millán-Astray ya consideró que limitar el número de domingos y festivos de apertura, por ejemplo, es una medida que no tiene sentido: ese debate “ya está superado por las nuevas tecnologías y la transformación de la sociedad”, dijo, no sin antes lamentar que internet no haya cambiado las pautas de comportamiento de las administraciones públicas.

La revolución digital está cambiando todo, abocando a los ‘retailers’ a entrar en la venta ‘online’ aunque no quieran. Todo sea por no dejarse ‘comer’ por Amazon. “Los clientes han transformado sus estilos de vida y han incorporado la tecnología a sus compras. Los entornos físico y ‘online’ tienden a integrarse y romper todos los convencionalismos“, reflexiona Anged.

El comercio ‘online’ ya representa el 3,1% de la facturación minorista en España, según datos de la patronal. Ahora los retos pasan por abordar la transformación digital en todas las fases de la cadena de valor, reorganizar las tiendas en espacios omnicanal, integrar medios de pago o saber relacionarse con un cliente permanentemente conectado.

Mientras tanto, el temido Amazon abre su primera tienda física sin cajeros ni colas en Estados Unidos. Algunos se refieren a este proyecto como el supermercado del futurocon todo lo que ello implica.

Artículo original

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail