El Mundo. Domingo 21 de septiembre de 2014.

CARTAS AL DIRECTOR

Carta del Día

Aclaración de APRI

Sr. Director:

Le escribo en nombre de APRI, la asociación que representa al colectivo de lobistas españoles y que tiene, entre otros, el objetivo de obtener el reconocimiento profesional de su actividad. El pasado lunes 15 de septiembre se publicaba en ELMUNDO.es el artículo Ruz interroga al primogénito y a su esposa en busca de indicios de su actividad de ‘lobbysta’ donde la palabra lobistaviene usada como sinónimo de corruptor.

En estos años, hemos aprendido en APRI la gran importancia del uso de las palabras que definen nuestra profesión. Así como hemos aprendido el gran desconocimiento que tiene la sociedad civil sobreuna actividad legítima, considerada por la OCDE, la UE e incluso nuestra Constitución (arts. 9.2, 23.1, y 105.a) como una pieza fundamental del proceso participativo en las democracias modernas.

Llevamos años trabajando para dar a conocer una profesión, y nos cuesta mucho entender la relación entre el titular antes mencionado y la profesión a la que nos dedicamos, igual que nos cuesta muchoentender la asociación que se hace en el artículo de la palabra lobby con una posible actividad delictiva.

No sabemos si esas palabras haya sido extrapoladas del mismo informe policial al que se refiere el artículo, sin embargo quien habla de lobby asociándolo a corrupción no está hablando de lobby, sino de corrupción. Los que ejercemos esta profesión con elevados estándares éticos y profesionales nunca reconoceremos esa visión del lobby, justo porque eso no es lobby sino otra cosa. Lobby es estrategia, es participación, y es representación legítima de los diferentes intereses. A esto, y no a un caso decorrupción, nos gustaría ser asociados en el futuro.

 

María Rosa Rotondo.

Presidenta de la Asociación de Profesionales de las Relaciones Institucionales.

Madrid.

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail